Strict Standards: Only variables should be assigned by reference in /home/comunicaciones/public_html/antiguo-tomas_noticias/plugins/content/asyncsocialbuttons/asyncsocialbuttons.php on line 19

Strict Standards: Declaration of JParameter::loadSetupFile() should be compatible with JRegistry::loadSetupFile() in /home/comunicaciones/public_html/antiguo-tomas_noticias/libraries/joomla/html/parameter.php on line 512

Opinión USTA

Peñalosa y sus conflictos de intereses

Opinión  Catalina GalvisPor: Paula Catalina Galvis Quintero*, estudiante de séptimo semestre de Comunicación Social para la Paz

En medio de una ola de pesimismo ha iniciado la segunda administración del alcalde Enrique Peñalosa, debido a la incomodidad de algunos sectores frente a las iniciativas con las que pretende construir, según reza el lema de su Gobierno, una ‘Bogotá, mejor para todos’.

Uno de los debates más amplios que se ha generado entre el Distrito y los ambientalistas está relacionado con el tratamiento de la reserva forestal Thomas van der Hammen. Esta área de protección ambiental se encuentra ubicada en el borde norte de la ciudad, entre las localidades de Suba y Usaquén, y está compuesta por 1.340 hectáreas.

Es cierto que Bogotá enfrenta un déficit de vivienda y es necesario generar opciones para los habitantes, sin embargo, construir en la Van der Hammen implicaría perder un importante pulmón verde que ayuda a mitigar los efectos de la contaminación en la capital, algo poco sensato en tiempos de cambio climático.

Seguramente usted ha escuchado sobre el tema en los medios de comunicación y las redes sociales: unos están de acuerdo y otros se oponen a la construcción de cerca de 8.000 viviendas en la reserva. Además le puede sonar que hace 17 años un científico holandés presentó ante el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, un proyecto para crear un corredor ecológico que conectara los Cerros Orientales y el río Bogotá, y que a partir del año 2000 la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) es la responsable de hacer vigilancia y control de esta zona.

Sin embargo, para el alcalde Peñalosa y su combo —incluyendo los constructores que financiaron su campaña— estos estudios y otros realizados por prestigiosos investigadores no tienen ningún valor, y quieren reducir este espacio a simple “potrero”, dejando de lado la diversidad de fauna y flora existente.

Sin lugar a dudas estos terrenos pueden parecer a simple vista un “potrero”, pero también son una expresión de la dinámica ecológica y suman un valor agregado a la riqueza y la sostenibilidad ambiental.

Lo que ocurre es que debido al desconocimiento de una gran parte de los capitalinos es muy fácil caer en la indudable estrategia “confunde y vencerás”. Por eso se escucha el murmullo entre la gente: «eso no me afecta»; «que lo arreglen los políticos, para eso les pagan»; «eso le corresponde a las organizaciones ambientales y a la comunidad académica». En todo caso, los intereses que convergen en esta reserva necesitan ser vistos por lo que son y no disfrazados bajo la idea de “desarrollo”.

Querido lector: déjeme decirle que a usted sí le compete empoderarse de su entorno para que en el futuro pueda vivir en condiciones sanas. Esto no es solamente una responsabilidad que recae sobre los hombros del Estado o de algunos funcionarios en el poder.  

A la ciudadanía en general le concierne actuar en la vigilancia y verificación del desarrollo y cumplimiento de las leyes establecidas. Aunque existen entes encargados de regular los procesos que se llevan a cabo en la Administración, su voz y su voto pueden hacer la diferencia para que la reserva no se convierta únicamente en edificaciones rígidas que destruyan la belleza y el equilibrio ambiental de este espacio. O, al menos, haga la tarea de informarse para establecer su opinión crítica y fundamentada frente al tema.

Por último dejo una reflexión: ¿Por qué en vez de preservar y proteger nuestros propios recursos naturales los destruimos para sacar un “tajadita” de dinero? No es un secreto que esta reserva se ha convertido en una disputa de interés entre Peñalosa, los constructores, los dueños de los predios, y sabe Dios qué otros debajo de cuerda. Esto me lleva a pensar que quedaron en el olvido los intereses colectivos de la ciudadanía y el lema de campaña se trasformó a ‘Bogotá, mejor para Peñalosa y su combo’.

*Las opiniones expresadas en esta sección son de exclusiva responsabilidad del autor y no reflejan, necesariamente, los puntos de vista de la Universidad Santo Tomás.

__________________________________________________________________________________

¿Quieres escribir para el boletín institucional una columna de opinión como esta?

Si eres docente, estudiante o colaborador administrativo recuerda que los canales están abiertos para que escribas un breve artículo sobre cualquier temática que te apasione.

Mayores informes
Coordinación de Comunicaciones Institucionales
Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
¡Recuerda, tu opinión es muy importante para la Universidad!

Escribir un comentario

Código de seguridad
Refescar